Climate Reality LeaderShip Corps. Global Training 2020

A continuación, se traduce la carta de “Overview”, que The Climate Reality Project, envía previa a comenzar la formación “Global Training LeaderShip Corps”:

EL OBJETIVO PRINCIPAL. LA MISIÓN DEL PROYECTO

Catalizar una solución global a la crisis climática haciendo que la acción urgente sea una necesidad en todos los niveles de la sociedad.

MILLONES DE PERSONAS ESTÁN PIDIENDO UNA ACCIÓN CLIMÁTICA. ESTAMOS SUBIENDO EL VOLUMEN.

En el Proyecto Realidad Climática, creemos que la gente común puede cambiar el mundo.

Con la crisis climática devastando la Tierra justo ante nuestros ojos y los científicos advirtiendo de sólo 10 años para evitar la catástrofe, la necesidad de dejar atrás los combustibles fósiles nunca ha sido más clara. Y sin embargo, incluso con millones de personas que piden medidas y una transición justa a la energía limpia y renovable, muy pocos de nuestros líderes están escuchando.

Estamos aquí para cambiar eso.

Fundada y presidida por el ex Vicepresidente Al Gore, estamos formando una masa crítica de activistas del clima para hacer sonar la alarma sobre el clima e impulsar una transición justa hacia la energía limpia en todo el mundo.

Creemos que el verdadero cambio viene de abajo hacia arriba. Por eso formamos y capacitamos a personas de todas las edades y condiciones sociales para que marquen la diferencia en el futuro de nuestro planeta, compartiendo la verdad de la crisis, movilizando a las comunidades para que actúen y tirando de las palancas del poder.

En el corazón de este esfuerzo, está el Cuerpo de Liderazgo de la Realidad Climática, una red global de más de 21.000 poderosos activistas entrenados personalmente por el Vicepresidente Gore. Trabajando a través de más de 140 capítulos en los EE.UU. y sucursales en 10 países y regiones clave, los Climate Reality Leaders están transformando la forma en que el mundo ve el clima, aportando soluciones prácticas a todos los sectores y creando una abrumadora demanda de acción.

Este año, a raíz de la crisis de COVID-19, hemos trasladado nuestra formación a un entorno virtual, permitiéndonos continuar este trabajo crucial incluso en una época en la que no podemos estar físicamente juntos.

Con esta comunidad de creadores de cambio y más de un millón de activistas digitales a nuestro lado, estamos creando un nuevo consenso sobre la acción climática y reuniendo al mundo para que nuestros líderes actúen en 2020. Esto sólo sucede cuando la gente se levanta y toma el futuro del planeta en sus propias manos. Gente como tú.

OBJETIVOS Y PROGRAMAS CLAVE

Objetivo 1: Construir una masa crítica de apoyo público para el cambio.

  • CLIMATE REALITY LEADERSHIP CORPS:

Más de 21.000 activistas de Climate Reality Leader llegan más allá de grupos verdes tradicionales para concienciar sobre la crisis climática y cómo la resolvemos con jóvenes, comunidades de primera línea, padres, profesionales y más, construyendo una diversa y un poderoso movimiento para la acción.

  • CAPÍTULOS DE REALIDAD CLIMÁTICA:

Más de 140 capítulos conectan a los Líderes de la Realidad Climática y los activistas en la lucha conjunta contra los combustibles fósiles y aportar soluciones prácticas de energía limpia a sus comunidades.

  • RED DE ORADORES CLIMÁTICOS:

Los líderes de la comunidad se capacitan como Oradores del Clima y sirven como confiables mensajeros sobre el clima a sus colegas, constituyentes, vecinos y más.

Objetivo 2: Acelerar una transición justa a la energía limpia.

  • 100% COMPROMETIDO:

Los líderes de la realidad climática y los activistas de los capítulos trabajan con ciudades, condados, empresas y escuelas para ayudarles a hacer la transición a una electricidad 100 por ciento limpia, de forma que, se fortalezcan las comunidades locales.

  • COALICIÓN CLIMÁTICA DEL CONDADO:

Los activistas presionan a los gobiernos de los condados locales para que apoyen al Acuerdo de París con soluciones climáticas prácticas en su comunidad.

  • PETROQUÍMICOS OPOSITORES EN EL VALLE DEL RÍO OHIO:

Los activistas trabajan con las comunidades del Río Ohio para sensibilizar sobre las amenazas climáticas y sanitarias de las industrias de la fractura y la petroquímica y crear apoyo para formas alternativas de avanzar en la región.

Objetivo 3: Fortalecer el Acuerdo de París.

  • CAMPAÑAS DE SUCURSALES INTERNACIONALES:

Las sucursales en 10 países y regiones clave se asocian con empresas, organizaciones de base y gobiernos locales. Juntos, los activistas de las filiales y los asociados movilizan un amplio apoyo para encontrar soluciones prácticas al problema del clima en sus comunidades y fortalecer los compromisos nacionales de acción climática a través del Acuerdo de París.

Para obtener más información, visite: www.climaterealityproject.org

THE CLIMATE STORY

Dentro del programa de actividades que debemos ir completando como “lideres climáticos” en el marco de formación del proyecto The Climate Reality Project, está la redacción y presentación de una historia que personal y particularmente nos ha impactado a lo largo de nuestra vida. Desde un acontecimiento meteorológico impactante (gota fría, lluvia en forma de granizo, desbordamiento del cauce de un río, periodo de sequía, etc.) a problemas de salud derivados directamente del desajuste climático, como puede ser COVID19, aparición de cuadros alérgicos, contaminación ambiental que puede afectar a una enfermedad crónica o eventos puntuales, como desaconsejar hacer deporte en el exterior.

De manera que, a continuación, NaturClimb resume como arbolista e ingeniero de Montes, un acontecimiento que estos últimos años viene siguiendo en el sur de Francia. La muerte de ejemplares sanos de roble blanco, en un estado de desarrollo de adulto a maduro, es decir, cuando el árbol se siente en la plenitud de su vida.

LA EXPANSIÓN DE LAS ESPECIES VEGETALES MEDITERRÁNEAS A ZONAS MAS CONTINENTALES

Si bien soy ingeniero de Montes, actualmente desarrollo mi actividad profesional como arbolista trepador entre el sur de Francia y el sur de España, si bien, alrededor del 80% de mi facturación es en Francia.

La naturaleza está llena de bio indicadores, es decir, a través de la flora y fauna que habita un biotopo, podemos no solo adivinar las temperaturas mínimas y máximas, sino la futura evolución de estas.

La naturaleza es competencia y cooperación simultáneamente, de manera que, cada espacio está ocupado en diferentes momentos por diferentes especies dominantes y/ o co dominantes, que se van sucediendo en el tiempo, adaptándose a los cambios climatológicos que afectaran, entre otros, al régimen hidrológico y al suelo donde viven.

Es decir, las especies que ocupan un ecosistema, nos definen los rangos de temperaturas, pudiendo conocer todas las variaciones térmicas; el régimen de precipitaciones y el agua subterránea almacenada y el tipo de suelo, no porque este vaya a cambiar geológicamente de una manera fugaz (en nuestra escala de tiempo), sino porque cada especie tiene preferencia por un tipo de suelo.

La banda costera del sur de Francia, a la altura de Marsella, está dominada por el pino carrasco (Pinus halepensis) y por el pino piñonero (Pinus pinea) dependiendo principalmente del tipo de suelo, y en muchas ubicaciones, la encina (Quercus ilex) aparece como especie dominada bajo su dosel arbóreo. Las sucesiones de dominancia de las especies vegetales, dentro de los ciclos naturales, está regida por los incendios forestales; es por ello, que encontramos especies más pirófitas que otras.

Conforme nos vamos alejando de la costa, las condiciones meteorológicas no solo dejan de ser menos húmedas y más secas, sino que varía el régimen de temperaturas y de precipitaciones, de manera que se localizan bosques en los que, la especie dominante es el roble blanco (Quercus pubescens), mucho mas exigente en agua y sensible a altas temperaturas.

En uno de los lugares que habito (Saignon, 84400) en el sur de Francia, el roble blanco que se encuentra en rodales forestales como especie dominante en una fase de desarrollo entre adulta y madura (ejemplares con más de 100 años, pero menos de 250 años), sin causas aparentes, muchos ejemplares muestran un estado fisiológico de estrés y consecuencia de este, un decaimiento, en algunos casos irreversibles, y que finaliza con la lenta muerte del magnífico ejemplar. Tras discutir con paisanos ancianos del lugar, sin duda alguna, se está atravesando por un periodo de sequía, con inviernos mucho menos fríos y cortos, y veranos más cálidos y largos.

Roble senescente

Otra remarque importante, es el incremento en la variación térmica diaria, especialmente en los periodos de transición del invierno al verano y viceversa, es decir, en primavera donde las temperaturas mínimas nocturnas, son aún bajas y las máximas diurnas comienzan a aumentar rápidamente, y en otoño, donde las máximas diurnas son muy altas y las mínimas nocturnas comienzan a disminuir respecto a las estivales y aparecen las primeras heladas justo antes de amanecer.

Al mismo tiempo, se puede apreciar en el dosel arbóreo dominado, un pariente cercano al roble blanco, de carácter mucho mas mediterráneo, y que ya se ha citado antes, la encina (Quercus ilex), que está aprovechando este desajuste climatológico para, de momento, instalarse en estado latente a la sombra del roble. Hay zonas donde se puede encontrar de manera aislada, algún ejemplar arbóreo de pino carrasco (Pinus halepensis) y del género Cedrus, más adaptados a los incendios y seguramente esperando también su oportunidad frente al fuego.

Una puntualización importante a hacer, es que no hay arboles más longevos porque, según he hablado con naturalistas, se piensa que esta región fue repoblada inicialmente con bellotas que portaban las aves (córvidos) desde otras regiones más frías.

Como dato histórico en la ubicación que se está citando, es interesante remarcar, que solo hace mil quinientos años, era el aliso (Alnus glutinosa) la especie dominante de estos bosques, y hace unos diez mil años, el avellano (Corylus avellano). Ambas especies precisan condiciones con mayor régimen hídrico y soportan temperaturas máximas inferiores a las actuales. Curiosamente, si se puede encontrar algún ejemplar de avellano (Corylus avellano), pero no de aliso (Alnus glutinosa). Seguramente sea por el porte de cada uno, el avellano al ser de menor tamaño y ocupar zonas umbrías en suelos relativamente profundos y ricos, puede vivir a la sombra del roble.

IMPACTOS DEL CAMBIO CLIMÁTICO Y SOLUCIONES

DE LAS MOTO SIERRAS TÉRMICAS A LAS MOTO SIERRAS ELÉCTRICAS

El uso de moto sierras con motores térmicos tiene un doble impacto en el medio ambiente: el consumo de aceites sintéticos y su mezcla con la gasolina, y la eliminación de los gases de la combustión que se producen en las moto sierras térmicas.

Sustituir este tipo de máquinas por moto sierras eléctricas, evita el consumo de combustibles fósiles y la producción de gases procedentes de la combustión a la atmósfera. No obstante, nos planteamos la discusión habitual. Primero, el gasto energético proveniente de centrales térmicas chinas para producir las baterías, y segundo la extracción de metales como el litio. Estas baterías de iones de litio (Li-ion) utilizan un ánodo de grafito y un cátodo de óxido de cobalto, trifilina (LiFePO4) u óxido de manganeso.

Otro efecto beneficioso directamente sobre el bienestar del ser humano, es la reducción del nivel sonoro con las maquinas eléctricas, al emitir ruido únicamente por el rozamiento de la cadena con la guía.

Por último, debemos pensar en que tipo de energía se va a utilizar para recargar estas baterías tras su uso. Lo ideal será, estar provisto de una batería de gel a 12/ 24 V, alimentada por un panel fotovoltaico 12/ 24 V; de manera que, a través de un inversor de corriente, se pueda cargar la batería. Este mismo inversor de corriente, se puede emplear durante los desplazamientos en el vehículo, para recargar desde la alimentación de 12V la batería a 240 V mientras se conduce.

De esta manera, hemos conseguido trabajar sin producir gases de combustión, reduciendo el nivel sonoro, y recargando la batería bien con energía solar, bien durante nuestros desplazamientos en automóvil.

COSTE ECONÓMICO

Para sustituir dos moto sierras térmicas (25 y 40 cm3) de poda valoradas en unos mil euros, se debe hacer una inversión de unos mil doscientos euros en las maquinas, más el precio de los cargadores con las baterías, es decir, unos mil trescientos euros más como mínimo, lo que supone dos mil quinientos euros en total, como mínimo. Es decir, hemos multiplicado por dos veces y media nuestra inversión para realizar el mismo trabajo.

El ahorro vendrá, a partir de ahora, en el gasto de combustibles fósiles, gasolina súper 95 octanos y aceite sintético, para realizar la mezcla en las máquinas térmicas de dos tiempos.

EL IMPACTO DE LAS PODAS DRÁSTICAS O MUTILACIONES EN LOS ÁRBOLES

Desde hace años, vengo observando, un tipo de poda en los árboles, en el que se elimina toda la copa o volumen foliar. Es lo que los arboricultores y/ o arbolistas, denominamos podas drásticas o mutilaciones.

Este tipo de prácticas, son desgraciadamente habituales en aquellos países donde ha llegado la motosierra, bien con técnicas de trepe bien por el uso de plataformas elevadoras.

Se denominan de esta manera, porque no solo eliminan toda la superficie foliar, sino porque se suelen hacer cortes de grandes secciones en el tronco principal o ramas secundarias y/o terciarias, dependiendo del tamaño del ejemplar arbóreo. Resumiéndolo lo mas breve posible, si bien forma parte de una presentación en asociaciones y ayuntamientos que NaturClimb tiene pendiente en Francia como consecuencia del confinamiento provocado por la crisis sanitaria del COVID19, la sección cortada en el tronco tiene la imperiosa necesidad de aislarse de la atmósfera para no “deshidratarse” y morir en un breve lapso de tiempo. Para ello, activa lo que se llama la compartimentación o barrera de defensa cuatro total, necesita dejar gran parte de la madera que antes estaba viva morir y crear un nuevo cambium que alimentará una nueva copa que el árbol esta obligado a crear para poder realizar la fotosíntesis y vivir.

Foto 1. Podas drásticas, de izquierda a derecha: Fresnos, Plátano de la sombra y Roble blanco. La poda de los primeros es reciente y están reaccionando, el segundo está muerto, el tercero está muriendo.

Se llaman mutilaciones porque el árbol pierde su silueta natural y aparecen una especie de muñones en el eje principal. Estos ejes restantes, se convertirán gran parte en madera muerta y por tanto, por la propia evolución de la naturaleza, tanto los insectos como los hongos entrarán en acción para devorar una madera que el árbol no necesita; donde hay puntos de muy fácil acceso para estos saprofitos, los cortes realizados con las motosierras.

Foto 2. Podas drásticas en chopos. Se cortaron los dos ejemplares, se aprecia las zonas de desmoches en secciones de gran tamaño para esta especie.

Dos conclusiones obtenemos directamente de esta breve exposición. Primero, el árbol pierde de golpe todo su volumen foliar, es decir, sus hojas y, por tanto, su capacidad de fijar dióxido de carbono, necesitando en el mejor de los casos, unos años para volver a recuperar esta capacidad de fijación. Segundo, aunque aparentemente el árbol, gracias a su gran capacidad de resiliencia, sea capaz de emitir suplentes (nuevos brotes), tanto en el tronco a partir de las yemas durmientes, como en las superficies de corte en las yemas adventicias, dependiendo del diámetro de corte, la especie y la época del año en que se ha realizado el trabajo, se acaba firmando la sentencia de muerte y por tanto, no permitiendo que llegue a un estado de madurez o simplemente a viejo (senescente).

Foto 3. Podas drásticas en Plátanos de la sombra. En las fotos de los extremos se aprecia la diferencia entre la reacción en la formación de la nueva copa en primavera en los ejemplares podados; mientras los no podados disfrutan de toda su copa, los podados inician tímidamente la formación de esta. En la fotografía central, mutilación de ejemplares en estado de desarrollo maduro (¿?) y con una edad estimada de ciento cincuenta años, eligiendo la técnica de realizar el corte a la misma cota independientemente de la sección de la rama.

Para concluir, dejar una frase nacida de la nueva tendencia en arboricultura en ciudades, Urban Forestry: “los únicos arboles capaces de producirnos bienestar, son los árboles de gran tamaño o aquellos arboles que están en una etapa de desarrollo maduro y/ o senescente”. Privar a las próximas generaciones de árboles ancianos y, por lo tanto, del bienestar que nos aportan, es algo que se conseguirá realizando este tipo de prácticas.

Foto 4. Podas drásticas en Plátanos de la sombra como consecuencia de un trasplante. Se puede apreciar la gran capacidad de resiliencia de esta especie arbórea y como sus ejes principales están completamente secos y muertos. Gracias a la acción de hongos e insectos, entre otros, en unos años estarán ahuecados. Sin duda, son ejemplares que proporcionan micro dendro habitats a las especies animales y fauna local.

La solución o soluciones a lo planteado, pasa por la comunidad de arboricultores de manera muy sencilla. Como se puede leer en el curso impartido por Josep SELGA http://www.naturclimb.com/taller-online-lectura-de-arboles-y-criterios-de-poda-josep-selga/#4_CRITERIOS_DE_PODA_EN_ARBOLADO_URBANO los arbolistas contemplamos dos tipos de poda, una ordinaria que es bien poda de formación bien poda de mantenimiento, y una poda extraordinaria, que en resumen viene a ser una poda de reformación de una nueva copa que se realiza fruto de malas actuaciones hechas en el pasado y que crean una situación de riesgo por caída de ramas.

Es decir, y como lo dice el mismo término, las podas que se realizarán habitualmente, serán podas de formación en la que se adapta al árbol a su ubicación y se realizan cortes de pequeña sección, o podas de mantenimiento, en las que se suele eliminar madera muerta o ramas secas, si existe riesgo de caída sobre dianas, bien personas, vehículos, etc.

De esta manera, la capacidad fotosintética del árbol no cambia prácticamente entre el momento de antes y después de la actuación, y nos aseguramos un camino más para que pueda llegar a viejo.

Algo tan sencillo como lo explicado, se pasa por alto en la mayoría de países donde se usan motosierras de poda, y será únicamente a través de la formación e información como conseguiremos cambiar y eliminar estos malos hábitos.

Otro tema a discutir y que no se puede confundir, son los arboles desmochados. Prácticas que se realizan cuando el tronco y las ramas son de pequeño diámetro, y se acometían en el pasado para dar de comer al ganado, especialmente en verano, y para producir leña, para cocinar y calentar las viviendas. Estas, hay que pensar, que se realizaban con hachas y, por lo tanto, no se cortaban grandes secciones. NaturClimb recomienda la lectura del libro de Helen READ “Arboles Viejos: Guía para una buena gestión” https://aearboricultura.org/tienda/todos/recomendado-para-ett/arboles-viejos-guia-para-una-buena-gestion/

 

 

 

 

 

 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.