Glosario y Bibliografía

BIBLIOGRAFIA

MICHAU, E. 1996. La Poda de los Árboles Ornamentales. Reimpresión. Ediciones Mundi-Prensa. Madrid. España. 316 p.

DRÉNOU, C. 2000. La Poda de los Árboles Ornamentales. Del por qué al cómo. Ediciones Mundi-Prensa. Madrid. España. 264 p.

ALLEN, K. 1986. Poda de Árboles Ornamentales. Consejo Superior de Investigaciones Científicas. Real Jardín Botánico. Madrid. España. 71 p.

GUTIERREZ, P. 2004. Criterios para Selección de Árboles Urbanos. Seminario Internacional: Funciones y Valores del Arbolado Urbano. Proyecto FONDEF D00I 1078. Universidad de Chile, Facultad de Ciencias Forestales, Departamento de Manejo de Recursos Forestales. Publicaciones Misceláneas Nº5. Santiago de Chile, Junio 2004. pp. 105-108.

VITA, A. 2009. Conceptos y Técnicas de Poda de Árboles Urbanos en Silvicultura Urbana: Planificación y Manejo del Arbolado Urbano. Corporación Nacional Forestal, Facultad de Ciencias Forestales Universidad de Chile, SUNY College of Environmental & Forestry. Santiago de Chile. pp. 176-203.

PASSOLA, G. 2016. La cultura del Árbol. Revista oficial de la Asociación Española de Arboricultura. Número 75.

PASSOLA, G. 2015. Hongos xilófagos que viven en los árboles. Editorial Círculo Rojo.

MILLET, J., 2017. La cultura del Árbol. Revista oficial de la Asociación Española de Arboricultura. Número 76.

Regles professionnelles. Entretien des arbres Nº : P.E.1-R0. Octobre 2013

C. AMBIEHL, A. GOURMAUD & F.SALVATONI, 2016. Mémento de l’arboriste. Volume I. Naturalia Publications, Copalme.

J. C. MARTIN & H. JACTEL. 2016. Les cles pour lutter contre la processionnaire du pin. Unité expérimentale Entomologie et forêt méditerranéenne, INRA Paca (Avignon) et unité mixte de recherche Biogeco (équipe Écologie des communautés), INRA Bordeaux.

Wikipedia

GLOSARIO

Acolchado o mulch orgánico: capa de material formada por restos vegetales, empleada para cubrir el suelo. La finalidad de su uso es para mantener la humedad del suelo al evitar la aireación e insolación directa, evitar la proliferación de hierbas no deseadas y evitar pérdidas de suelo y erosión en caso de lluvia al reducir el impacto directo de las gotas.

Aclareo: reducción de la densidad de una población que no ha llegado normalmente a la madurez, con el fin de mejorar el crecimiento y la forma de los árboles restantes.

Acrótona: una ramificación es acrótona si la aparición de los ejes laterales tiene lugar en la parte alta de los vástagos. Ver basítono y mesótono.

Adventicio: se dice de un órgano que se desarrolla en circunstancias y posición no habituales. Una yema adventicia aparece en un momento cualquiera de la vida del árbol sobre el tronco, las ramas o las raíces.

Albura: porción de la madera más exterior donde se concentra el transporte de sabia bruta hacia la copa, también la única parte de la madera que contiene células vivas y que puede actuar reactivamente. Tiene una concentración de agua muy elevada (95-98 %) y es difícilmente colonizable por hongos cuando está en buen estado.

Es la parte del tronco que conecta hojas con raíces, y es, por tanto, expresión de la vitalidad del árbol. Aunque tiene una función principal conductora, acaba encargándose de la sustentación e integridad física de los árboles que han perdido el duramen.

Anillo: en una sección transversal del troco (o de una rama) de un árbol, representa la capa de madera formada en un año: madera de primavera y madera de verano. Si por diversas razones, aparecen varios anillos por año los anillos intermedios se denominan falsos anillos.

Apeo: eliminación y extracción de un pie arbóreo.

Árbol desmochado: árbol al que se le ha cortado el tronco a poca altura para producir en la parte alta brotes fácilmente accesibles. Mediante este medio se obtiene un verdadero tallar aéreo que se corta después periódicamente.

Arboricultura: tratando la silvicultura del aprovechamiento de los árboles considerados en masa, la arboricultura consiste en manejar, desde el punto de vista de la producción, los árboles individualmente. Un arborista se distingue de un arboricultor, en que sus trabajos sobre el árbol no se centran en el aprovechamiento, sino en los cuidados sobre este.

Arnés: elemento textil (cintas planas, cuerdas, elementos metálicos de ajuste y cierre, etc.) que utiliza el trepador y que, unidos en un punto, reparten sobre el conjunto del cuerpo el choque de una caída o la tracción ejercidas sobre la cuerda por el peso del trabajador, siendo un elemento principal de trabajo para desplazarse y asegurarse sobre el árbol.

Atirantamiento o sistema de sustentación artificial: técnica destinada a reforzar la estabilidad mecánica de la corona de un árbol limitando la amplitud del movimiento de las ramas con ayuda de diferentes tipos de materiales.

Auxinas: hormonas vegetales producidas por las hojas muy jóvenes y que favorecen el alargamiento de las células y la formación de las raíces.

Bajada o descenso de copa: proceso que aúna dos sucesos: la muerte de las extremidades de las ramas de la copa y la aparición de numerosos chupones.

Bajada de savia: periodo durante el cual los glúcidos emigran desde el follaje hacia las zonas de reservas de los árboles (desde finales de agosto hasta la caída de las hojas).

Basítona: es cuando la aparición de los ejes laterales en una rama tiene lugar en la base de los vástagos. Ver acrótona y mesótona.

Bosquete de árboles: grupo apretado de algunos árboles que desarrollan una copa que parece única, sustentada por los diferentes troncos.

Brote: estructura con hojas que tiene por origen una yema proventicia o adventicia y que aparece en las proximidades de un corte o de una rotura. Un brote es un reiterado.

Cabeza de gato o de sauce: excrecencia formada por la acumulación de anillos de cicatrización surgidos de la poda repetida de ramillas en el mismo sitio. Es un lugar muy importante de almacenamiento de las reservas del árbol, por lo que su eliminación puede desencadenar una situación de estrés y debilitamiento. Ver tetard.

Cámbium: Es el tejido generador de células formado por células jóvenes, no diferenciadas. Es la capa que sigue a la corteza y da origen a otras dos capas: la capa interior o capa de xilema, que forma la madera, y una capa exterior, liber o floema, que forma parte de la corteza.

Callo: proliferación de células alrededor de una herida por división de las células de la capa generadora, que permite la cicatrización.

Cavitación: proceso que lleva a la formación de burbujas de vapor de agua en los vasos o traqueidas y que impiden la conducción de la savia.

Chancro o micosis: lesión que ciertos hongos parásitos provocan principalmente en vegetales. Herida abierta, infectada, que se ahueca y se extiende.

Chupón: estructura con hojas que tiene por origen una yema proventicia o adventicia y que aparece en cualquier parte excepto en los puntos situados en las proximidades de un corte o de una rotura. No existe ninguna distinción morfológica ni anatómica entre un chupón y un brote. Un chupón es un reiterado.

Cima: parte superior del árbol.

Citoquininas: hormonas vegetales formadas por las raíces que favorecen el desarrollo de los tallos y de la floración.

Clon: conjunto de individuos genéticamente idénticos que proceden de la multiplicación vegetativa de un solo individuo original.

Clorofila: pigmento verde elaborado por los cloroplastos, elementos de las células clorofílicas, capaz de captar la energía de la luz necesaria para la fotosíntesis.

Clorosis: accidente fisiológico que se traduce por una decoloración o amarilleamiento del follaje, generalmente producido por carencias nutricionales, consecuencia casi siempre de la acción de la cal sobre los elementos minerales (microelementos como el hierro). Se identifica a nivel foliar, por el amarilleamiento de los nervios ventrales secundarios en toda su longitud.

Copa o corona: conjunto de ramificaciones de un árbol sustentadas por el tronco.

Copa establecida: copa compuesta de ramas maestras perennes, también llamadas ramas principales.

Copa temporal: copa cuyas ramas están llamadas a desaparecer, bien por poda natural, bien por poda artificial.

Corcho o súber: tejido protector exterior de los árboles vasculares.

Corteza externa: es la capa más externa del árbol. Está formada por células muertas del mismo árbol. Esta capa sirve de protección contra los agentes atmosféricos.

Cuello: límite entre el tronco y las raíces, está situado a nivel del suelo.

Cuerpo fructífero: la parte del hongo que forma las esporas, normalmente en forma de una seta.

Curación: técnica que consiste en quitar la madera podrida y la madera coloreada de las heridas hasta llegar a la madera sana. Ver poda sanitaria.

Cutícula: capa delgada que puede estar recubierta por un baño ceroso hidrófugo, que constituye la parte externa de la epidermis de las plantas.

Decaimiento: expresión de un estado de estrés debido a una modificación del medio ambiente.

Descabezamiento o descabezar: supresión de la copa de un árbol.

Deshorquillado: selección de un eje y supresión de las demás ramas de una horquilla del árbol.

Desmoche: supresión del tronco por encima de las ramas laterales existentes en la base.

Desmontaje: abatir un árbol por trozos o tronzas. Se llama en retención cuando se utilizan medios (poleas, cuerdas, cilindros de retención, etc.) que le permiten al trepador y al hombre de pie de efectuarlo de manera controlada, desde que se realiza el corte de la tronza hasta que alcanza el suelo.

Despuntado: corte después de la caída de las hojas de la punta lignificada de un eje.

Desyemado: supresión preventiva de los chupones por eliminación de las yemas.

Diagnóstico: acción de determinar un estado según sus síntomas.

Diferenciado: se dice de una célula o de un tejido que ha adquirido una función específica, no reversible.

Dominado: se dice de un árbol cuya copa está cubierta por la de los arboles próximos.

Dominancia apical: inhibición por la yema terminal del crecimiento de las yemas que se han quedado atrasadas en el tallo.

Duramen: parte vieja de la madera que no tiene actividad fisiológica, esta generado por el mismo árbol y se encuentra en el centro del pie arbóreo. Es la madera dura y consistente, y es más accesible por los hongos xilófagos que la albura ya que es madera muerta, aunque en general solo digerible por hongos especialistas en este tipo de madera. Es más oscura que la albura y la savia ya no fluye por ella.

Durmiente: se dice de un órgano (generalmente semilla o yema) en estado de vida latente.

Epitonía: en situación de epitonía, los ejes de la cara superior de una rama se desarrollan más que los de la cara inferior. Ver hipotonía.

Escamondar: supresión de todas las ramas del tronco, dejando intacta la parte más alta de la copa.

Espora: unidad de reproducción (sexual o asexual) de una seta producida en los esporangios. Cuando la espora tiene un origen sexual, es precedida por la meiosis de las células, de la cual se originan las esporas mismas. Las esporas producidas a continuación de la meiosis se denominan meiosporas. Como la misma especie del hongo es capaz de reproducirse tanto asexual como sexualmente, las meiosporas tienen una capacidad de resistencia que les permite sobrevivir en las condiciones más adversas, mientras que las esporas producidas asexualmente cumplen sobre todo con el objetivo de propagar el hongo con la máxima rapidez y extensión posible.

Fisiología: estudio de las funciones de los órganos y tejidos de los seres vivos.

Flecha: parte terminal del tallo principal de un árbol.

Forma del árbol: término que designa el conjunto de los rasgos morfológicos de la parte aérea de un árbol. Existe una forma particular en cada especie.

Formas abandonadas: formas conservadas durante mucho tiempo mediante una poda adaptada (cabeza de gato, etc.) y después súbitamente abandonada en el tiempo.

Formas estructuradas: formas artificiales obtenidas y conservadas mediante podas repetidas (frecuencia de intervención generalmente constante) y predeterminadas.

Formas libres: formas que se expresan en ausencia de toda poda. Dentro de una misma especie, una forma libre varia espontáneamente según el medio en el que se desarrolla.

Formas mixtas: formas que resultan en un mismo ejemplar de una combinación de formas libres, semilibres y estructuradas.

Formas mutiladas: formas con una estructura desorganizada por un accidente o por podas drásticas.

Formas semilibres: formas de apariencia libre, pero guiadas y acompañadas por podas. Las formas semilibres están a veces contenidas en un volumen dado, se habla entonces de formas contenidas.

Fotosíntesis: proceso durante el cual la planta transforma el agua y el anhídrido carbónico en azucares y en oxigeno bajo la acción de la luz. Se efectúa en los cloroplastos celulares.

Fuste: parte inferior, sin ramas, del tronco de un árbol.

Garra o espuela: escuadra metálica fijada en la pierna del trepador, provista de puntas que se hunden en la corteza y facilitan la ascensión por el árbol. El uso de las garras no está autorizado más que para la tala y derribo.

Giberelinas: hormonas vegetales producidas en las partes aéreas de la planta y que favorecen el alargamiento celular y la floración.

Guía: parte terminal del tallo principal de un árbol.

Hifas: elementos filamentosos cilíndricos característicos de la mayoría de los hongos. Están constituidos por una fila de células alargadas envueltas por la pared celular que, reunidas, forman el micelio (en sentido amplio).

Hipotonía: en situación de hipotonía, los ejes de la cara inferior de una rama se desarrollan de forma más importante que los de la cara superior. Ver epitonía.

Hongo: designa a un grupo de organismos eucariotas entre los que se encuentran los mohos, las levaduras y las setas. Se clasifican en un reino distinto al de las plantas, animales y bacterias.

Hongos micorríticos: aquellos que crean relaciones simbióticas con las raíces absorbentes de los árboles. Estos aportan los productos de la fotosíntesis a cambio de recibir lo que el hongo obtiene de la degradación de la materia orgánica o de otros substratos del entorno. Se puede considerar el sistema fundamental de nutrición de los árboles.

Hongos saprotróficos o recicladores: aquellos que se alimentan de materia orgánica muerta, mayoritariamente vegetal, pero también de los restos de otros organismos. Existen hongos saprotróficos con actividad parasítica y/o patogénica.

Hormona: sustancia producida en un órgano, transportada por el organismo y que ejerce su acción a distancia sobre un órgano objeto. En los vegetales, las hormonas  tienen una acción sobre la morfogénesis.

Horquilla: designa un eje que da nacimiento a dos o varios ejes equivalentes que forman entre sí ángulos agudos.

Inglete: parte de un eje dejado por encima de una yema axilar después de la poda.

Lenticela: discontinuidades de la corteza que permiten el intercambio gaseoso con el exterior del tallo o tronco.

Líber o floema: tejido conductor de la savia elaborada, situado en la periferia de la madera.

Liberación de la guía: supresión de las ramas laterales que compiten con la guía.

Madera: tejido conductor de la savia bruta, formada esencialmente por traqueidas en las resinosas y por vasos y fibras en las frondosas, producido por un estrato generador situado bajo la corteza: estrato cambial o cambium.

Madera de reacción: madera que producen los ejes para llevar a cabo una reorientación espacial a nivel estructural, como consecuencia de fuerzas externas (viento, cargas puntuales, etc.), por la invasión de agentes externos (hongos xilófagos, insectos xilófagos, etc.), etc.

Mesótona: una ramificación es mesótona si la aparición de los ejes laterales tiene lugar en la zona media de los vástagos.

Micelio: masa de hifas de hongo, a veces visible a simple vista.

Micorriza: asociación simbiótica del micelio de un hongo con las raíces de plantas superiores (en particular arboles) que permite en estas últimas mejorar su nutrición mineral (nitrógeno y fósforo especialmente).

Monopodial: que tiene la estructura de un monopodio. En el desarrollo monopodial, la continuidad de un eje está asegurada por la yema terminal. Ver simpodial.

Monopodio: sistema de ejes (tallos o raíces) formado por el funcionamiento indefinido de un meristemo. Ejemplo: un abeto.

Morfología: estudio de la configuración y de la estructura externa de un órgano o de un ser vivo.

Necrosis: muerte de un tejido o tejidos.

Nicho ecológico: conjunto de características que hacen de un lugar o entorno un espacio idóneo para el desarrollo biológico de una especie.

Nudo vegetal: nivel en el que se inserta la hoja sobre el tallo. Designa también las marcas de inserción de las ramas en la madera del tronco.

Orden de ramificación: cada eje (raíz o tallo) de un árbol es identificado por su orden de aparición y su localización en el sistema ramificado al cual se incorpora: al eje procedente de la semilla (tronco, raíz principal) se le denomina eje de orden uno (A1), sus formaciones laterales (ramas o raíces de explotación) son de orden dos (A2), sus formaciones laterales (ramillas o raíces terciarias) son de orden tres (A3), etc.

Ortótropo: se dice de un eje con dirección de crecimiento vertical y con simetría radial. Ver plagiótropo.

Parásito: organismo que está viviendo a cuenta de otro organismo vivo (huésped) sin matarlo directamente, aunque puede debilitarlo, el parásito obtiene distintos tipos de ventajas de esta relación. Normalmente el huésped es bastante más grande que el parásito.

Patógeno: organismo que produce enfermedad en el huésped.

Pinzado: corte de la punta de un eje de un elemento vegetal en crecimiento.

Plagiótropo: se dice de un eje con orientación horizontal en toda su longitud. Ver ortótropo.

Pelo absorbente: expansión muy fina de las células epidérmicas de las raíces que permiten la absorción del agua y de las sales minerales. Los pelos absorbentes tienen una duración de vida muy corta, por ello están en continua regeneración, y no se encuentran más que en la parte terminal de las raíces.

Poda: término genérico que designa la tala o corta de una parte de un árbol. Corta de las ramas vivas o muertas de un árbol con el fin de mejorar la calidad de la madera que proporcione. La poda natural consiste en la eliminación, progresiva y sin intervención humana, de aquellos elementos vegetales que el árbol, adaptándose al medio y sus necesidades, decide destruir.

Poda de adaptación: se modifica una parte del volumen del árbol, preservando su silueta.

Poda de mantenimiento, saneamiento o de conservación: el objeto es mantener la forma establecida como consecuencia de una poda de formación, preservando el vigor, estado sanitario y solidez del árbol. Toda forma, semilibre o estructurada, necesita una poda de conservación apropiada.

Poda de conversión: tiene por objeto cambiar progresivamente la forma del árbol. Puede tratarse del paso de una forma semilibre a una forma estructurada e inversamente, o de una transición entre dos formas estructuradas.

Poda de formación: tiene por objeto formar el tronco y el maderamen de los árboles para que puedan presentar las características propias del porte deseado. Esta poda se practica generalmente en arboles jóvenes y no termina hasta que se haya establecido la forma predeterminada.

Poda de redimensionado: se aplica a las formas estructuradas. Tiene por objeto mantener una forma en un gálibo constante, y corresponde a ligeras reducciones periódicas.

Poda de reestructuración: concierne a los arboles mutilados, abandonados, decaídos o que han sufrido un cambio brutal de tipo de poda. Debe tender a volver a dar poco a poco al árbol una forma estructurada compatible con las modalidades de poda de conservación.

Poda en marquesina: manera de podar una alineación de arboles a lo largo de una vía de forma que el verde o las copas formen semibóvedas por encima de la vía.

Poda estival o poda en verde: poda efectuada a partir de junio (inicio del periodo estival) hasta el agostamiento de los vástagos.

Porte: silueta característica de una planta, especialmente de un árbol, que puede ayudar a su reconocimiento botánico. El porte depende de la especie o variedad y de la situación de competencia.

Proventicia: se dice de una yema diferenciada en la axila de una hoja y que no se desarrolla más que después de un periodo de latencia variable. Ver adventicia.

Pudrición de la madera: Es el deterioro de la madera en un proceso que altera las características de ésta. En amplios términos, puede ser atribuida a dos causas primarias:

  • agentes bióticos (que viven)
  • agentes físicos y químicos (que no viven).

En la mayoría de los casos, la pudrición de la madera es una serie continua, donde las acciones de degradación son uno o más agentes que alteran las características de la madera al grado requerido para que otros agentes ataquen.

La madera es notablemente resistente al daño biológico, pero existe un número de organismos que tienen la capacidad de utilizar la madera de una manera que altera sus características. Los organismos que atacan la madera incluyen: bacterias, hongos, insectos y perforadores marinos. Algunos de estos organismos utilizan la madera como fuente de alimento, mientras que otros la utilizan para el abrigo.

Aunque el deterioro de la madera se ve tradicionalmente como proceso biológico, la madera se puede también degradar por los agentes físicos y químicos. Los agentes físicos incluyen abrasión mecánica o impacto, luz ultravioleta, subproductos de corrosión del metal, y ácidos o bases fuertes.

Rama: estructura ramificada soportada por el tronco o una rama principal, y que nace cada año a partir de yemas proventicias formadas durante la estación vegetativa anterior.

Rama principal: parte del árbol que tiene por origen una rama, un brote o un chupón y que es equivalente al tronco en su dimensión y duración de vida. Ver reiteración.

Rebajamiento: consiste en seccionar una rama de gran diámetro en su punto de inserción con el tronco.

Rebrote: nueva aparición de brotes y/o chupones sobre las partes del árbol anteriormente desprovistas de todo brote o chupón.

Reconstitución de la guía: operación que tiene por objeto restablecer la guía de un joven árbol.

Reiteración: proceso por el cual un organismo duplica total o parcialmente su propia arquitectura. Se llama reiterado o complejo reiterado al sistema de ejes que se forma con la reiteración.

Renuevo: conjunto de brotes que se desarrollan sobre la cepa de un árbol cortado a ras de tierra.

Repicado: operación cultural de reducción del sistema radicular de un árbol con vistas a su trasplante, no pudiéndose hacer dicho trasplante más que un año después de esta operación. Tiene por objeto favorecer un desarrollo importante de jóvenes raíces en el cepellón así delimitado.

Resalvo: planta injertada u obtenida por semilla, estaquilla o acodo, y que tiene como mínimo dos años de edad en vivero. Presenta un tallo generalmente provisto de ramas y una guía vertical.

Retoño de raíz: estructura con hojas que tiene por origen una yema adventicia procedente de una raíz. Un retoño de raíz es un reiterado.

Senescencia: último estado de desarrollo de un órgano u organismo.

Silvicultura o selvicultura: ciencia y técnicas de cultivo y gestión de las poblaciones forestales.

Simpodial: que tiene la estructura de simpodio. En el desarrollo simpodial, cada año la parte terminal de un eje deja de crecer y una yema lateral toma el relevo para asegurar la continuidad. La yema terminal puede morir (castaño, plátano, etc.), transformarse en espina (majuelo), en zarzillo (vid) o en inflorecencia (adelfa). Ver monopodial.

Saprotrófico: organismo que vive de materia orgánica muerta.

Seta: es el órgano del hongo que sirve para portar los esporangios que producen las esporas.

Tetard: árbol descabezado cuyas ramas son regularmente desmochadas. Ver cabeza de gato.

Tira-savia o sacasavia: rama, ramilla, brote o chupón conservado en las proximidades de un corte para favorecer la cicatrización y reducir la aparición de brotes y la formación de un tocón.

Tocón: trozo de rama o muñón, generalmente desecado y necrosado, que resulta de una rotura o de un corte mal realizado. También se denomina al resto del cuello y base del tronco del árbol que queda en tierra tras su apeo y derribo.

Vástago: porción de eje o unidad de crecimiento que aparece durante un solo período de alargamiento. En el transcurso de una estación vegetativa, un eje puede producir varios vástagos.

Verticilo: conjunto de ramas implantadas al mismo nivel sobre el tronco.

Xilofagia: es un término usado en ecología para describir los hábitos de un consumidor primario cuya dieta consiste principalmente (a menudo exclusivamente) en madera.

Yema: porción de tallo constituida por un meristemo primario rodeado de piezas foliares separadas por entrenudos muy cortos. Las yemas se sitúan en general en la extremidad de los tallos (yema terminal) y en la base de las hojas (yemas axilares). Pueden igualmente formarse sobre las raíces, dan entonces nacimiento a reiterados particulares llamados retoños de raíz.

Glosario y Bibliografía
5 (100%) 1 vote